Flores tardías

En mis manos acaricio mientras releo el relato que una vez me mantuvo despierto, Flores tardías, uniéndose las palabras como un laberinto y haciendo del cuento una obra literaria de primera magnitud, la expresión sublime de decir las cosas dejándolas caer.

En las tormentas perfectas de congresos y avatares, de soberbias ideas que se confrontan, de espacios abiertos parlamentarios y discursos ocasionales para el arrebato, en vísperas de volver a la discusión política, a veces, solo a veces, nos refugiamos en la literatura. Sobre todo ahora que hace frío.

Y, qué casualidad, cae en mis manos Flores tardías, de Antón Chejov, joven y tuberculoso, uno de los más célebres escritores naturalistas de la Rusia del último zar. Me viene a la cabeza el ideal de todo aspirante a escritor: ¡escribir una gran novela! y lo comparo, sin querer, con la humildad perfecta de Chéjov escribiendo relatos breves.

Un país como éste, donde se escribe más que se lee, donde las librerías están llenas de grandes novelas de autores contemporáneos, empujados por la mercadotécnica, consagrados por la editorial, sin apenas haber escrito antes un cuento breve o un libro de poemas. La gloria literaria sin pasar por la literatura.

Vivimos en una nación en la que se plantean grandes retos sin decir cómo conseguirlos -bajar el paro, aumentar el crecimiento, reducir la deuda-, apenas sin tiempo para la reflexión, para los pasos cortos, para los pensamientos, para las innovaciones y los emprendimientos.

Un partido que tiene que, poco a poco, construir relatos breves, sobrado de ideas y necesitado de hombres y mujeres que quieran ponerlas en práctica.

Antón Pávlovich Chéjov disfrutaba de niño en los brazos de su madre, cuyo nombre no recuerdo, mientras le susurraba los más hermosos cuentos que trataba de escuchar antes de que se le cerraran los ojos. Médico de profesión, su esposa, tomó de amante la literatura, decía, y esgrimió con su pluma el arte de escribir los mejores relatos breves antes de lanzarse, a alcanzar la gloria sumando páginas y páginas.

No buscaba Antón el propagandismo moral, el apostolado religioso o la recomendación ética. No hay moralejas sino preguntas. Su relato describe, como pasando de puntillas, una realidad de la que libremente el lector tiene que obtener las conclusiones que estime conveniente o simplemente no concluya si no quiere.

En primera persona, casi siempre, se refiere al resto para describir, narrar, sentir. Una fórmula que hicieron suya los anglosajones y que llevaron al naturalismo al intimismo perfecto. El monólogo cultivado sobre el papel como un pensamiento de repente.

No se le escapó al doctor Chéjov escribir dramas tras el fracaso (y posterior éxito) de La gaviota. Mientras acaricio sus cuentos me viene también a la memoria aquella tarde de invierno, en aquel teatro de olor a madera de un Madrid viejo y (entonces) lluvioso, viendo Tío Vania sin querer siquiera recordar el final de la obra.

Aprovecho la ocasión, qué fácil me lo pone el frío de hoy, para buscar en mi librería un libro de cuentos que abro al azar y encuentro, como busco en el recuerdo Flores tardías. (Publicado en DiarioProgresista.es, el miércoles, 8 de febrero de 2012).

 

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | 2 Comments

Las dos mitades

Cuando uno gana un congreso por un escaso margen, la mitad más veintidós, y es elegido secretario general, tiene una primera tarea nada desdeñable y absolutamente imprescindible: liderar a todo el partido incluida la mitad menos veintidós.

Si la primera tarea de Rubalcaba es, como dice, la unidad, tiene una labor primordial: liderar también a la mitad derrotada. Nada más fácil cuando los que votaron a Chacón han manifestado por activa y por pasiva, su disposición a reconocer -como no podía ser de otra manera-, a trabajar y a defender a su secretario general entrante.

No dudamos de la inteligencia de Alfredo Pérez Rubalcaba para no dejar perder la oportunidad de liderar a todo el partido, a las dos mitades. Tiene la capacidad y la experiencia  suficiente de que ese paso, más por fácil, puede darlo con nitidez haciendo constar que es el secretario general de todos y no sólo de la mitad más veintidós.

En el extraño caso de que así no lo hiciera, de que alguien le aconsejara empuñar con mano de hierro el mando enrocándose en su mitad más veintidós para desplazar a los otros a posiciones marginales o, en su caso, para eliminar a las mayorías en aquellas regiones que no le han votado, se equivocaría de plano.

Se equivocaría porque la mitad menos veintidós no se dejaría despreciar y menos agredir. Se equivocaría porque eso provocaría un cisma que tendría su constatación más evidente en el hecho de que las federaciones regionales se partirían en dos, ganara quien ganara, y múltiples incendios recorrerían el mapa del socialismo español.

Cuanto más fácil tiene liderar a las dos mitades peor sería la reacción si no lo hiciera. Es tan sencillo que un consejo en contra, guiado por la revancha o el interés más espurio, llevaría al partido a dividirse durante años dejando el liderazgo del nuevo secretario general en entredicho.

No faltarán quienes le susurren que acabe con aquellos que no le han apoyado. Mal consejo, pésima reconvención que socavaría su liderazgo. No es lo mismo ser el referente de la mitad más veintidós que ser el de la totalidad de la organización.

Es tan fácil como llamar a las regiones perdedoras o a las partes derrotadas de las distintas federaciones, y hacerlas participar en un proceso que desde el pasado sábado él debe liderar con tanto entusiasmo como inteligencia.

El partido y él mismo ganarían en capacidad y operatividad para mejorar la organización, proponer nuevas ideas, apostar por un cambio político en una nación que reclama una alternativa política a los conservadores. (Publicado en DiarioProgresista.es, el martes, 7 de febrero de 2012).

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | Leave a comment

Un partido para el porvenir

La organización política es un instrumento en el que participar con el fin de establecer los mecanismos, elegir a los más capacitados, establecer las ideas y las pautas que transformen la sociedad.

Ese es el cometido de la nueva dirección socialista, ni más ni menos que comprometida con el futuro como principal aliado. La forma y manera de transformar la realidad que nos circunda, empero, pasa por tratar de llenar los espacios de poder, especialmente el gobierno de la nación, de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos. Alcanzar una hegemonía electoral que pasa, con prisa, por Andalucía y, sin descanso, por el resto de España.

Pero para poder lograr esa hegemonía electoral debemos ser capaces de alcanzar lo que se ha venido en llamar la hegemonía social de nuestro país. Ser capaces de liderar a todos aquellos comprometidos con el cambio de una sociedad que, tras esta crisis, no puede ser la misma que la anterior.

Para ello la clase trabajadora no puede sola y, máxime, en una situación en la que es ella, principalmente ella, la más agredida por una enorme estafa que ha acabado en recesión. Es por ello por lo que necesitamos a los aliados de clase, a las organizaciones de jóvenes, de pequeños empresarios, de autónomos, de creadores, de artistas, organizaciones feministas, ecologistas, colaboradores en suma todos ellos con el objeto de cambiar las cosas.

Aliados de clase dispuestos a serlo a una clase trabajadora que es vertebrada desde el partido, en nuestro caso el PSOE, cuya fuerza se sustenta, ya no sólo en las ideas sino también en la democracia interna.

De esta manera, nucleados alrededor del partido como principal instrumento de la clase trabajadora, conformando una mayoría al incorporarse los aliados de clase, con el fin, ni más ni menos, de obtener una hegemonía social que nos lleve a la hegemonía electoral y a la transformación.

Dispuestos a seguir este camino, es, sin duda, el partido, la organización democrática, la que ha de liderar el proceso. Suministrando los cuadros pertinentes para cada institución y puesto, sumando valor a cada una de las propuestas, aportando soluciones desde el acervo del socialismo democrático español, de densa historia y comprometido futuro.

Un partido donde se aporta, según el mérito y la capacidad, desde la unidad y el debate, el compromiso y la propuesta, la democracia y la decisión ineludible de ser cautivos para bien de una responsabilidad que no es otra que hacer de nuestro país, de nuestra nación, una más próspera, libre y justa. (Publicado en DiarioProgresista.es, el lunes, 6 de febrero de 2012).

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , | Leave a comment

Inter pares

Nace una nueva cabeza, una dirección renovada que tiene por misión liderar y dirigir un grupo de compañeras y compañeros que han de buscar entre los militantes, los afiliados y los ciudadanos, la fuerza para remar.

Una sola voz no hace un concierto, un solo instrumento puede parecer aislado, una golondrina no nos trae la primavera. Su importancia, su relevancia ilusionante nos lleva a poner los ojos, fijar la mirada en la capacidad de liderazgo para lograr que todos rememos en la misma dirección y sentido.

Se trata de un momento histórico en el que por fin ponemos el primer pie del paso siguiente. Cuando Julián Besteiro sustituyó a Pablo Iglesias en la dirección del partido en julio de 1925, también se iniciaba un momento histórico que haría depender años venideros.

Necesitamos una renovación tan profunda como la que comenzó a gestarse con la entrada de nuevos líderes en aquel Congreso de Toulouse de 1972. Una fuerza renovada, en la que la edad importa pero, sobre todo, importan las ideas.

Es tiempo de proponer ahora una ejecutiva alrededor del nuevo liderazgo. Una dirección capaz de comprometerse, de apretar los dientes y conjurarse con el futuro para conquistarlo. Una nueva dirección que sepa darle la vuelta al iceberg.

Sí, esa gran montaña que es el PSOE, como un iceberg, que solo se le ve una pequeña parte pero que, ciertamente, tiene debajo una gran masa de afiliados, militantes, ciudadanos, votantes, simpatizantes, capaces de aportar mucho más de lo que se piensa.

El liderazgo que nace hoy, tan ilusionante como prometedor, no es más que un aval para tres años. Años de esfuerzo y reconstrucción, con la mirada puesta en la modernidad, tanto como en la libertad y en la igualdad.

Efectivamente, una ola no hace el mar, una nota no es una sinfonía, al aire le quedan ganas para ser viento. Huracanes de ideas y de soluciones que llevarán por delante los socialistas como bandera y que se han aprobado en cada una de las comisiones.

Queda tanto trabajo como para no pensar durante mucho tiempo en dormir. Porque nuestro esfuerzo, con el nuevo liderazgo a la cabeza, no es más que responsabilidad. Tenacidad para responder a tantos ciudadanos que desean que el partido sirva de base para cambiar las cosas, que no son pocas y que no nos gustan.

Nace un nuevo liderazgo, inter pares, igual entre iguales, nuestra cara más visible, nuestra sonrisa y bandera, el primer paso de un camino que no se nos aventura fácil.

No podemos estar más contentos por el ejercicio de democracia, las ganas de arremangarse y luchar, de formar equipos, cada uno en nuestro sitio, el que nos corresponda. Que hay mucho por hacer. Sí, hay mucho por hacer. (Publicado en DiarioProgresista.es el domingo, cinco de febrero de 2012).

Posted in Uncategorized | Tagged , , , | 1 Comment

Trabajando en Comisión

No suele ser la parte más llamativa de los congresos pero, ciertamente, son las raíces de lo que vamos a construir durante los próximos años: las enmiendas a la Ponencia Marco que se debaten hoy en cada una de las comisiones.

Compañeras y compañeros que, con su libro de enmiendas en la mano, anotan puntualmente, intervienen y debaten, cada una de las ideas, las frases, los contenidos, las formas y las propuestas, que han de conformar un dictamen que será, a la postre, el cuaderno de bitácora de los socialistas españoles durante los próximos tres años.

Enmiendas organizativas, quizás aplazando el debate a una conferencia de organización posterior, quizás cerrando cada uno de los puntos que tanto demandan los afiliados, los militantes, las bases.

Llena hasta rebosar la comisión relativa a los asuntos orgánicos tendrá que dirimir si elegimos a nuestras cabezas de lista por primarias abiertas, a la francesa, haciendo participar a los ciudadanos en decisiones que les competen más de lo que creemos.

Tendrá que aprobarse o rechazarse aquella enmienda que supone elegir al secretario general del partido por sufragio de todos y cada uno de los militantes, urna en mesa, papeleta en mano, decisión individual, una tras otra hasta conformar una elección colectiva más democrática.

Pero también este congreso, el debate en las comisiones, habrá de servir para dirimir la orientación política del socialismo español durante los próximos años. Nuestro compromiso con el medio ambiente, la cultura, la sociedad y el crecimiento sostenido.

Veremos si se aprueba un nuevo sistema fiscal más justo, una estructura de ingresos que se guíe, especialmente, por los principios de suficiencia y equidad. Debaten todo el día sobre si crear, o no, un banco público que aliente el crecimiento, financie a nuestros jóvenes emprendedores, impulse un nuevo paradigma de desarrollo.

Nos jugamos volver a ser los defensores de la igualdad como instrumento para garantizar la libertad de los ciudadanos. Las políticas sociales, la igualdad de sexos, la dependencia, la modernidad.

Es en el debate en comisión donde se colocan los ladrillos de un edificio que se construye entre todos. Más participativo, más amplio, más dinámico, más comprometido con una realidad cambiante sobre la que el socialismo es capaz de aportar más de una idea, muchas y nuevas soluciones, más y mejores propuestas, iniciativas, enmiendas.

Por eso, aunque no protagonizan las portadas de los principales diarios, los compañeros y compañeras están haciendo la labor más importante a partir de su debate y propuestas en el seno de cada una de las comisiones. Construir un socialismo nuevo donde poder poner el pie para alzar las ideas que, tarde o temprano, volverán a vertebrar nuestra nación. (Publicado en DiarioProgresista.es, el sábado cuatro de febrero de 2012).

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , | Leave a comment

Congreso Federal

Si repasamos la historia de los congresos federales del PSOE, ciertamente, advertimos que el socialismo español y su principal partido han pasado por vicisitudes y experiencias mucho más difíciles.

Tras el inaugural de 1879, el primer Congreso Ordinario se celebró en 1888 en Barcelona. Era finales del siglo XIX, una organización incipiente que recorría la geografía nacional echando raíces.

Quizás por ello el II Congreso se celebró en Bilbao en 1890 y el tercero en Valencia dos años más tarde. Incluso, tras el cuarto y quinto en Madrid, Gijón albergó el sexto de los encuentros orgánicos del socialismo español.

Me viene a la cabeza una de las etapas más difíciles: la convulsión que trajo consigo la III Internacional Comunista a principios de los años veinte. Tuvimos que celebrar un Congreso Extraordinario en 1919 donde se aplazó la adhesión del PSOE a la III Internacional y, por lo tanto, al Komintern comunista. Tan solo un año más tarde, en el extraordinario de 1920 se aceptaron las tesis de Lenin y se acordó enviar una delegación a Moscú. Volvieron desengañados -¿libertad?, ¿para qué?-, y, fue en el Congreso Extraordinario de 1921 cuando se acordó rechazar las veintiuna tesis comunistas.

Moría Pablo Iglesias y Julián Besteiro fue nombrado presidente (entonces se llamaba así lo que ahora representa la secretaría general) en aquel XII Congreso de julio de 1925. Las partes antagónicas de la organización se dejaban ver hasta que Francisco Largo Caballero se hizo con el control del partido en el XIII Congreso de 1932.

Años de exilio y divisiones, desorganización y resistencia, voluntarismo y deseo de volver a estar en el sitio que le correspondía en la historia de España. Envejecía el partido en el exterior hasta que un grupo de jóvenes, mayoritariamente andaluces, vascos y madrileños, lograron entrar en la agotada ejecutiva del exilio en aquel XXV Congreso celebrado en 1972 en la ciudad francesa de Toulouse.

Más temprano que tarde Felipe González se hizo con el liderazgo del partido, sorpresa para propios y extraños, en el XXVI Congreso de Suresnes de 1974. Comenzaba una época de cambio, profunda renovación y propuestas socialdemócratas que llevaron al secretario general a proponer abandonar el marxismo como principal raíz del socialismo democrático.

El rechazo de estas pretensiones en el XXVIII Congreso llevó a la dimisión a Felipe González. La gestora presidida por José Federico de Carvajal convocó un congreso extraordinario en septiembre de 1979 donde se aceptaron las pretensiones de González y se anduvo el camino de la renovación y las propuestas más socialdemócratas que, al fin y al cabo, llevaron al partido a ganar las elecciones en 1982.

Momentos de convulsión que se vieron apaciguados por aquellos congresos, más templados, durante el gobierno socialista (1982-1996). El XXXIV Congreso de 1997 presenció el abandono de González y la llegada a la secretaría general de Joaquín Almunia. Tras él, ya en el XXXV Congreso de 2000, José Luis Rodríguez Zapatero se haría con la dirección de la organización hasta hoy, día en el que comienza un nuevo congreso: el XXXVIII.

Cuarenta y tres congresos, treinta y ocho ordinarios y cinco extraordinarios, han ido construyendo la línea del horizonte de la organización. Ha habido, lo hemos visto, momentos mucho más difíciles. Con debate, democracia e inteligencia, hemos salido de todos los problemas y hemos sabido ser instrumento para nuestro país con la mirada puesta en una sociedad mejor. (Publicado en DiarioProgresista.es el viernes, tres de febrero de 2012).

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Las orejas del lobo

“Vivo en el lío”, contestaba Mariano Rajoy a la pregunta de Artur Mas. Un nuevo micrófono demasiado sensible a la voz singular del presidente del gobierno. Pero, ¿de qué lío estamos hablando?, ¿la impostura del gobierno?, ¿la llegada de la reacción?, ¿las orejas del lobo?

Un auténtico fraude electoral protagonizó el nuevo Consejo de Ministros, la verdad es que contra todo pronóstico, haciendo exactamente lo contrario a lo que tímidamente señalaban en el programa electoral y venía espetando durante dos legislaturas de pasión.

Subieron los impuestos a las rentas del trabajo, a una base liquidable de tan solo un euro, y a las rentas del ahorro sin parpadear en aquella mítica rueda de prensa de Soraya Sáenz de Santamaría.

Hace escasas horas nos sorprendía el ministro del Interior con un nuevo requiebro a su programa electoral, proponiendo, así lo dijo en comisión, el acercamiento de presos de la banda terrorista a partir de un estudio individualizado de cada caso.

Pero no todo fue impostura antaño, o ahora, sino que, como era de esperar, se cuela la reacción por donde uno menos se la espera, las mismísimas orejas del lobo que todos nos temíamos. Alberto Ruiz-Gallardón ha dejado bien claro que reformará la ley del aborto, recuperando el espacio delictivo en el Código Penal para las mujeres desde antes de la promulgación de esta última norma. La eliminación de los plazos y la vuelta a un coladero que sólo daña a los menos favorecidos.

Fue Gallardón también el que puso encima de la mesa, al mismo tiempo, capitán ya de la reacción, elevar las tasas de la justicia gratuita y, sin respirar, en aquella mismísima comisión, el establecimiento de la cadena perpetua en un país que había superado ya la justicia vengativa y que trataba de sustituirla por la justicia reparadora.

El ministro de Educación, anteayer, también tuvo inopinadamente su cuota parte: eliminar la asignatura de Educación para la ciudadanía, quizás quitando los párrafos sobre los derechos de los homosexuales, o, probablemente, eliminando toda alusión a familias que no sea la tradicional.

Reacción tras reacción que ayer defendió la ministra de Sanidad, Ana Mato, dejando caer la posibilidad de establecer el copago en la asistencia sanitaria, después de haber negado, por activa y por pasiva, que ellos fueran a ponerlo en práctica, dejando en fuera de juego a todos aquellos que en el seno de su propio partido lo proponían.

Pasará a mejor vida según Ana Mato, princesa de la reacción, el tratamiento legal de la píldora del día después. Para satisfacer a los sectores más reaccionarios, más pendientes de la histeria de los comportamientos políticos, protagonizan marchas atrás que sólo generan disenso en la sociedad española. Son, no lo duden, las orejas del lobo que todos nos temíamos que podía acabar llegando. (Publicado en DiarioProgresista.es el jueves, dos de febrero de 2012).

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , | Leave a comment