Septiembre

Una frontera de bruma separa para los socialistas lo urgente y lo importante. Vapor en forma de línea entre ambos que forma un muro franqueable y por lo tanto compatible. Nada insuperable: lo urgente pertenece a la tarea a llevar a cabo por el último gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, guiado por la responsabilidad y el cumplimiento de nuestra posición deudora, y, lo importante, compatible de todo punto con lo anterior, pasa por nuclear en el partido socialdemócrata un equipo de dirigentes y un proyecto necesario, para que España, superado lo urgente, encare lo importante, la línea del horizonte de forma precisa.

Lo urgente son las medidas de consolidación que precisan de sacrificios. España, ni casi nadie, no puede endeudarse por dos razones evidentes: en primer lugar, por la sencilla razón de que los prestamistas, o no nos prestan, o nos prestan a tipos de interés sobrecargados; en segundo lugar, porque el Banco Central Europeo -a diferencia de la Reserva Federal o del Banco de Inglaterra- , no suministra euros a las partes de Europa que pueden demandárselo para endeudarse desde el banco emisor.

Si no nos podemos endeudar no podemos pedir prestado para compensar la diferencia que sustenta tener más gastos que ingresos: el déficit. Si no podemos tener déficit debemos aumentar los ingresos de forma inteligente o reducir los gastos de forma prudente. La presión fiscal sobre los más adinerados tiene, lamentablemente, escasos yacimientos teniendo en cuenta que España limita al norte con un paraíso fiscal y al sur con otro paraíso fiscal. La reducción de gastos ha de ser tan prudente como contundente en busca de un déficit cero, defensa solo coyuntural y debida a la imposibilidad de emitir Deuda a precios razonables. Lo urgente, empero, es que el Gobierno de la Nación presente un Presupuesto General del Estado guiado por estos equilibrios, la consolidación, la estabilización y la justicia social que evite hacer recaer en los menos favorecidos la imposibilidad de endeudarnos.

Lo importante es llevar a nuestro país por la senda de prosperidad que se demanda una vez superado lo urgente, que a su vez es condición sine qua non para lo importante. Para ello, mientras el gobierno saliente hace lo que tiene que hacer, el partido tiene que elaborar un programa y unos equipos para conformar las reformas de salida, ambiciosas y precisas, que demanda nuestro país.

El partido es el núcleo principal del proyecto socialdemócrata, como intentaré mañana desarrollar con más profusión. Sólo desde un partido fuerte se recogen los principios adecuados, se elaboran los programas necesarios, se presentan los equipos preparados y se establece la estrategia electoral más sofisticada.

A partir de ahí nuestro país ha de arrostrar toda una serie de reformas de salida de gran calado que tienen en el futuro su meta y en la prosperidad el objetivo. Reformas que devuelvan a la sociedad creativa el protagonismo para ser capaz de aportar su valor añadido. Entendiendo por sociedad creativa aquella capaz de crear, de innovar, de exportar, conformada por investigadores, emprendedores, doctorandos, creadores.

El proceso de devolución social, del que se obtendrán enormes rendimientos, ha de eliminar los privilegios de aquellos que establecen barreras de entrada a los creadores, así como establecer los mecanismos de financiación (crédito), de neutralidad fiscal y de apoyo técnico que permita que su capacidad de valor añadido no sea distraída.

El Estado responde ante los ciudadanos, no ante los territorios, y son aquellos los que han de protagonizar los cambios, protegidos por políticas de igualdad, con la libertad como meta, extrayendo el máximo de valor añadido de nuestros mejores hombres y mujeres, cubriendo las necesidades de los que lo necesitan y alentando las capacidades de quienes las tienen (DiarioProgresista.es, jueves, uno de septiembre de 2011)

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s