La muerte de Anaxágoras

Ni Grecia ni los griegos son los causante de la debacle a la que nos han abocado los mercados financieros en las principales plazas. No son los de Atenas los culpables de la inexistencia de una Europa fuerte capaz de abrigar a sus hijos. Ni siquiera los helenos son responsables de que su gobierno les mintiera y que las instituciones financieras, las acreedoras y las deudoras, tuvieran la falsa creencia de que la senda larga del crecimiento de los precios de los activos nunca se detiene.

Sin embargo, es hora de matar a Anaxágoras. De llevarse por delante a todo griego que, infame, se le ocurra velar por el futuro de sus hijos. La radio del coche casi me obliga a escuchar con lamento intelectual a muchos opinadores del vacío que le echan la culpa de la crisis del euro a supuestamente miserables funcionarios griegos, a estudiantes portugueses, a irlandeses creativos o a italianos desesperados. No falta quien le echa la culpa a Zapatero, a quien debe esperarle también la pira, como a Anaxágoras.

Se disipa en mi memoria el filósofo de Clazomene, enseñando que las cosas están formadas por partículas independientes, a las que él llamaba semillas, spermatas, de cuyos conjuntos nacían los diferentes objetos: ¿qué sería de Europa sin esos átomos y, lo peor, qué sería de esas partes sin Europa?

Hay que matar a Anaxágoras, y a todo griego que se precie, sin preguntar por qué los bancos alemanes jugaron con los ahorros de los teutones prestando alegremente sin reparar que los vencimientos, lo mismo, no iban a poder ser refinanciados. ¿De qué ha servido pues que Anaxágoras fuera el maestro de Pericles, amigo de Fideas, compañero de Aspasia?

Matando a Anaxágoras, fíjense, nos limpiamos nuestras conciencias sin creer que Europa es un conjunto de homeomerías que conforman una institución, la Unión, más pendiente de la estabilidad de su pesada burocracia, de sus políticos de medio pelo y de funcionarios incapaces.

Anaxágoras será enterrado, no como muestra de la debilidad de los griegos para afrontar sus vencimientos, sino como el miserable resultado de una política miope, la de Ángela Kasner, su nombre de soltera, quien no supo estar a la altura de su país y del conjunto de spermatas que conforman la Unión  Europea. Nunca sacaría a bailar a esta hija de pastor luterano, ferviente militante de las Juventudes Comunistas de la República Democrática Alemana, doctora en química cuántica y conversa al más rancio conservadurismo palurdo.

Si matamos a Anaxágoras ya tendríamos una justificación: desterramos de nosotros mismos aquello que él mismo denominaba el nous, la inteligencia, y que había convertido en parte fundamental de la filosofía. Y, a un tiempo, en esta larga infancia que nos ha tocado vivir, veríamos desplomarse, como gigantes de barro, a los bancos alemanes y franceses, acreedores de los griegos.

Matémosles a todos, a Pericles y a Aspasia, a Fideas también. Como matamos a Efialtes. Y, por supuesto, enterremos hasta no recordarle a Anaxágoras, ése que nos trajo la inteligencia, el nous, una suerte de olvido y desesperanza, en una Europa, diosa que no existe, hija de Fénix, violada por Zeus. (Publicado en DiarioProgresista.es, el miércoles, 14 de septiembre de 2011).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to La muerte de Anaxágoras

  1. maria jesus martinez says:

    Totalmente de acuerdo. La supuesta Europa unida ha devenido en una gigantesca agrupación de burócratas, funcionarios de medio pelo y diputados premiados con un momio no desdeñable. Sin noticias de los pueblos de Europa unidos y verdaderamente solidarios.
    En cuanto a Frau Merkel ( curioso que use el apellido de su primer marido ) ya se sabe lo terribles que son las conversiones paulinas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s