La muerte de Krause

El krausismo es la doctrina que preconiza la libertad de cátedra y la tolerancia académica. Sus herederos quisieron ver en él una salida al desastre de la incultura y el retraso de los pueblos. Una buena educación pública, universal y abierta, tolerante y científica, garantiza una buena parte de una sociedad moderna.

Que Kart Christian Friedrich Krause (1781-1832), en su Ensayo de Fundamentación de la ética, o en cualquiera de sus otras obras, señalara que la transmisión del conocimiento desde la sabiduría libera a los pueblos, fue, en su época, e incluso ahora, un avance notable.

Parece mentira que asistamos a un momento en el que los gobiernos, como el de la Comunidad de Madrid, elimina becas y reduce ayudas a los menos favorecidos y escolarizados en centros públicos. O que incumpla aquella lejana promesa de la gratuidad de los libros de texto. O simplemente que haga desaparecer el programa de préstamo de libros de texto para nuestros hijos. O, asunto que seguirá trayendo cola, que prescinda de una buena parte de los profesores de esta región.

El pionero del krausismo en España fue Julián Sanz del Río (1814-1869), personaje que quería buscar en nuestro país un proceso regenerador, sustentado en la formación y en la enseñanza, y, por qué no decirlo, en la creencia antidogmática que convierte a la escuela en foco de laicidad. Es por ello por lo que me sorprende el hecho de que numerosas comunidades autónomas gobernadas por los conservadores quieran presuntamente beneficiar a determinada orientación ideológica en la escuela privada perjudicando la educación universal y pública.

Pedagógicamente, el pensamiento krausista exige un contacto permanente del alumno con la naturaleza, con los objetos, para lo cual necesita recursos. Krause fue también uno de los primeros en sostener la importancia de la igualdad del hombre y la mujer en la enseñanza, incluso el derecho del niño o el de la naturaleza. Un adelantado a su tiempo que ahora, los conservadores españoles, ni más ni menos, pretenden enterrar.

Qué obsceno es observar el cierre de centros públicos al tiempo se que abren los privados. Qué estúpido es ver cómo se regalan parcelas públicas para la instalación de centros privados. Qué necesidad hay de establecer un mecanismo de desgravaciones fiscales para aquellos que llevan a sus hijos a centros privados y cuya renta es capaz de poder ahorrar esta cantidad que bien podría destinarse a mantener la función imprescindible y el puesto de trabajo de los interinos.

El crecimiento exponencial de las ayudas y subvenciones a la enseñanza privada resta recursos públicos que bien podrían destinarse a cuestiones colectivas. Del mismo modo que la privatización de los servicios públicos que suministran bienes y servicios en la red de centros educativos no son garantía de reducciones de costes sino más bien al contrario.

La razón de ser de un centro privado no es otra que la singularidad de parte de su educación. Y está bien para quien lo quiera. Será una opción para los padres que así lo deseen. Pero una opción que compita, he aquí la cuestión, con la mejor escuela pública. Es lo que no entiende Figar, ni Aguirre, dañando, como suele ser habitual en los conservadores, tanto a una como  a la larga a la otra: directamente a la enseñanza pública e indirectamente a la privada, la primera convertida en beneficencia y la segunda en privilegio. (Publicado en DiarioProgresista.es, el sábado, 17 de septiembre de 2011).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to La muerte de Krause

  1. maria jesus martinez says:

    La derecha española no ha querido nunca educar en libertad. Deformaron las conciencias de niños y adolescentes durante cuarenta años y añoran aquellos tiempos de represión e hipocresía.
    Gracias, director.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s