Prioridades

No forma parte del ideario de este periódico darle la espalda a la política de defensa o no tener en cuenta los hitos, esfuerzos y prioridades en relación a la defensa nacional. No contraponemos, entonces, defensa o educación, sino que establecemos un orden de prioridades en relación a los gastos presupuestarios de las Administraciones Públicas y, por supuesto, comparamos las diferentes orientaciones políticas de cada uno de los grupos parlamentarios a los que les ha tocado sostener un gobierno nacional o regional.

Para el Gobierno de Estado hay gastos importantes de los que prescindir, antes de quitar importancia a los imprescindibles. Si analizamos con detenimiento el Informe de análisis de la situación financiero-presupuestaria, no es el momento para una renovación integral de nuestro armamento. No existe margen presupuestario para encarar la adquisición por valor de 9.254 millones de euros de 68 aviones de combate EF-2000, los 4.452 millones de euros para tener 27 aviones de transporte A.400M o los 2.390 millones de euros que se habían comprometido para poder contar con 235 carros Leopardo.

En términos generales, en aquello que podemos llamar la agenda del presidente, las prioridades de gasto, deben estar –y en el caso de los gobiernos socialistas están-, la educación, la sanidad y el desarrollo, antes que otras partidas, capítulos y secciones.

Para los gobiernos conservadores, sólo en España llamados falsamente liberales, se puede, y así hacen, ahorrar en la educación pública, en la sanidad colectiva o en el desarrollo de la nación. Ahorrar hipotecando el futuro, en el caso conservador, en nada se le parece a diferir otros gastos, los cuales, aún siendo importantes, no resultan a corto plazo más importantes que aquellos.

El Ministerio de Defensa está necesitado, todo hay que decirlo, de inversiones y gasto dado que se sostiene, créanme, gracias al esfuerzo de los militares que soportan una austeridad fuera de todo límite. Sin embargo, ¿podríamos esperar a adquirir el armamento que posiblemente necesiten nuestras Fuerzas Aéreas?

Por eso es tan importante quién nos gobierna, por el hecho de saber cómo nos gobiernan, y, sobre todo, para conocer para qué nos gobiernan. Ésta es la diferencia que nos gobierne la derecha española (PP) o la periférica (CiU), frente a gobiernos progresistas, respaldados por grupos parlamentarios socialdemócratas, cuya agenda y prioridad es bien distinta. (Publicado en DiarioProgresista.es, el viernes, 14 de octubre de 2011).

 

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s