Paraísos

Existen más allá de nuestras fronteras 88.000 millones de euros pertenecientes a residentes españoles en paraísos fiscales. Una cantidad que representa aproximadamente el nueve por ciento de nuestro producto interior bruto y cuya recuperación podría sanear con mucho a nuestro sistema financiero.

La prosperidad de usted que lee, o de este humilde economista que escribe, no se debe sólo a nuestro esfuerzo, o al de nuestra familia, sino al de toda nuestra nación. Cuando éramos niños e íbamos al colegio las calles estaban puestas y los guardias velaban por nuestra seguridad: le debemos a nuestro país lo que éste nos dio.

Sin embargo, aquellos que llevan sus ahorros a paraísos a partir de una planificación fiscal lesiva, no están devolviendo a su país lo que éste les ha dado. Una suerte de inmoralidad común que, por cierto, practican también 21 de las 35 empresas del Ibex.

España es una de las naciones más dañadas por este tipo de prácticas. Nuestro país limita al norte con un paraíso fiscal y al sur con otro paraíso fiscal. En Gibraltar, por ejemplo, hay 30.000 ciudadanos residentes y, sin embargo, 80.000 sociedades registradas.

Hay dos tipos de formas que suman las dos causas principales para llevar dinero a estos lugares: la evasión y la elusión. La evasión esconde al erario público lo que éste debería recaudar, mientras que la elusión aprovecha cualquier resquicio de la norma para poder mantener cuentas o activos legales en el exterior.

La OCDE señala que la lucha contra la evasión y el fraude ha dado lugar a que durante un año se haya podido aflorar 14.000 millones de euros, de los cuales sólo Italia ha logrado obtener 5.600, Estados Unidos 2.000 y Alemania 1.800. Pero, importando la evasión, resulta más relevante la elusión que tanto daño está haciendo en no pocos paraísos fiscales y plataformas nacionales que sirven para esconder el dinero de la droga, de la prostitución, del tráfico de armas, o simplemente de irresponsables petimetres que sólo pretenden beneficiarse de su propia ventaja dándole la espalda a la nación que les ha hecho ser lo que son.

(Publicado el lunes, 31 de octubre de 2011, en Diario de Burgos, Diario de Ávila, El Adelantado de Segovia, Diario Palentino, La Tribuna de Toledo, La Tribuna de Ciudad Real, La Tribuna de Albacete y la Tribuna de Talavera).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Paraísos

  1. Francisco Delgado says:

    Inadmisible toda esta evasión de capitales, de la forma que está nuestro país.
    tienes razón A. Miguel Carmona, este dinero tendría que estar en nuestro país y las cosas no irían como van de mal para mucha gente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s