Techo

Una de las consecuencias de estas pasadas elecciones generales ha sido darnos cuenta de que el Partido Popular tiene un techo situado por debajo de los once millones de votos. El PSOE es pues determinante.

Lo hemos dicho muchas veces en este diario. El PSOE es determinante para la conformación de gobiernos en nuestro país: cuando los doce millones de votantes socialistas acuden a las urnas los socialistas ganan las elecciones, cuando dejan de ir, pierden los comicios. Los conservadores, por su parte, siempre son prácticamente los mismos.

El domingo los populares aumentaron su posición electoral desde los 10,3 millones de votos hasta los 10,8 millones de votos. Tan solo medio millón de votos que nos hace pensar que se neutraliza en parte por el aumento en una cantidad similar del censo electoral. Incremento más o menos pequeño que hace más llamativo que, sin embargo, hayan pasado de 154 escaños a 186 diputados. ¿Qué ha pasado para que prácticamente manteniéndose en el mismo número de votos hayan incrementado espectacularmente su presencia enla Cámara?

Que el que ha perdido ha sido el PSOE. Los socialistas se han dejado en el camino más de cuatro millones de votos: desde los 11,3 millones de electores en2008 alos casi 7 millones del pasado domingo. Manteniéndose los conservadores, disminuyendo los socialistas, el PSOE, sin duda es determinante.

La derecha nacional, por lo tanto, tiene un claro techo que no les lleva nunca por encima de los once millones de votos. Consecuencia de la ausencia de programa que prácticamente en nada ha ilusionado a votantes de otros partidos, a abstencionistas o a nuevos votantes, así como de la estructura social de una España que aún cree en la modernidad.

Por lo tanto, si el PSOE es determinante, depende entonces de sí mismo. De sus errores, como estos últimos meses, y de sus aciertos, como es de esperar ocurra durante las próximas semanas. La alegría de los conservadores, empero, es como la de aquel equipo que pegaba brincos tras ver que el contrario se había metido un gol, o más, en propia puerta.

Es tiempo entonces de renovar banquillo, de tener un Congreso Federal confiable que haga que nuevos valores, preparados y jóvenes, se hagan cargo de un socialismo que necesita renovación, de unos votantes que exigen que alguien les presente un proyecto que continúe la labor inacabada de la socialdemocracia española. (Publicado en DiarioProgresista.es, el martes, 22 de noviembre de 2011).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s