Votar

Dicen que la democracia es una fiesta. Una alegría, el ejercicio de nuestro derecho a decidir, el momento en el que depositando el voto en una urna contemplamos cómo está en nuestra mano el futuro de nuestro país.

Han pasado muchos años desde aquel 1976 en el que se presentó a los españoles el referéndum sobrela Leyde Reforma Política que abría paso a lo que se vino en llamar la transición hacia la democracia. El 94% de los votantes decidieron pasar página a la dictadura y abrirse camino a la libertad.

Cuando el 15 de junio de 1977 fueron entonces a votar los españoles unas Cortes constituyentes, la Unión de Centro Democrático liderada por Adolfo Suárez obtuvo 166 escaños, seguido por el PSOE con 118 (más 6 del PSP), 19 del PCE y 16 de Alianza Popular (actual Partido Popular), entre otros.

Tuvieron entonces los españoles la oportunidad de ratificar la Constitución un seis de diciembre de 1978. Un 89% de los votantes dieron el sí a la carta magna que representa el marco de convivencia entre todos los españoles y cuyas páginas han sido el principal apoyo al consenso frente al disenso de nuestra historia.

Tras la Constitución, el uno de marzo de 1979, los partidos políticos se presentaron de nuevo a los ciudadanos,  programas y personas, ilusiones y cambios. UCD subió hasta los 168 escaños, el PSOE alcanzó los 121, el PCE 23 y Coalición Democrática (actual Partido Popular) 10., así como otros de corte minoritario y nacionalista.

La necesidad de un cambio profundo en todas y cada una de las instituciones que conforman nuestra sociedad fue el principal motivo por el cual el PSOE se alzó con una espectacular victoria el 28 de octubre de 1982, alcanzando los 202 escaños, frente a los 107 de Alianza Popular, el hundimiento de la UCD con 11 y el PCE con 4, entre otros.

Las reformas emprendidas por el PSOE desde 1982 hasta 1996 fueron amplias y valientes, certeras y necesarias. Pocas sombras y muchas luces alumbraron un presente prometedor para una España que cambiaba.

Llegó la alternancia con la victoria in extremis del Partido Popular en 1996, mayoría que pasó a ser absoluta en 2001. Ocho años de gobierno conservador presidido por José María Aznar que dio paso a una nueva victoria socialista en 2004 y a la conformación de un nuevo gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero.

Son muchos años, muchas elecciones, generales, locales, autonómicas, europeas, consultas y referenda. Años en los que la historia de España ha sembrado páginas de progreso y momentos de dificultad.

A los españoles, de derechas o de izquierdas, nos debe parecer poco que nuestra decisión se reduzca a meter varias papeletas en diferentes urnas. Por eso algunos creemos en una democracia más participativa. Sin embargo, mirando atrás, repasando cada consulta, teniendo en cuenta de donde venimos, nos hace sentirnos orgullosos y alegres de acercarnos a una mesa electoral y enseñarles a nuestros hijos qué significa votar. (Publicado en DiarioProgresista.es, el domingo, 20 de noviembre de 2011).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s