Financiación ilegal

En el caso de la corrupción de miembros del Partido Popular y la inherente presunta malversación de las Administraciones dirigidas por estos -especialmente la de Madrid y la de Valencia-, serán los tribunales los que diriman la pena.

Sin embargo, se han de exigir responsabilidades políticas a aquelllos que eligieron a los malhechores. Hay entonces tres tipos de responsabilidades que dirimir : las responsabilidades penales, las responsabilidades de partido y las responsabilidades políticas.

En primer lugar las penales, tras la instrucción, llevarán al banquillo de los acusados a alcaldes, diputados, consejero, y un lamentable y largo etcétera ; serán pues los magistrados los que tengan que dirimir cada caso.

¿Y las responsabilidades de partido?, ¿la existencia o no de fair-play a la hora de competir electoralmente? De nada vale el y tú más, poner el ventilador, sino que cada palo aguante su vela. En ese sentido hay toda una serie de hechos que no ofrecen ninguna duda. En relación a la financiación irregular del Partido Popular de Madrid, el Informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía señala en su informe del 31 de julio de 2009 que cuando los técnicos lograron desencriptar los ordenadores de Correa estos contenían la prueba de la financiación irregular del Partido Popular de Madrid, de tal manera que descubrieron en su contabilidad varias columnas tales como Fecha, Factura, Cliente, Importe, Concepto Real y Concepto Factura ; ¿Concepto Real y Concepto Factura? Efectivamente en la columna de Concepto Factura anotaban“transporte”, “guía”, “formación”, y, a continuación, en la columna correspondiente al concepto Columna Real señalaban : Elecciones Autonómicas 2003. ¿Hay financiación irregular?

Debemos ser capaces de asumir responsabilidades políticas. Si un miembro de un Consejo de Gobierno, un consejero, se corrompe, se trata de un error político, de un fatal engaño o de una casualidad indeseada. Pero cuando presuntamente la mayor parte de las Consejerías de la Comunidad de Madrid están contaminadas por la trama Gürtel, cuando hay unos quinientos contratos a las empresas de la trama, alcaldes implicados, la mayoría de la dirección política, diputados, el responsable -en este caso la Presidenta del Consejo de Gobierno-, por poner un ejemplo, o es responsable política por conocer la trama, o es responsable política por desconocer que se sentaba encima de una fosa séptica. De nada sirve apartar a unos diputados o retirarle el carné de partido a un exalcalde. Hay que asumir responsabilidades políticas, no todo en esta vida se dirime sobre la alfombra de la función pública y el coche oficial : hay que saber irse a su casa.

El hombre público es por lo tanto responsable de sus actos, en primer lugar consigo mismo, y después o al mismo tiempo con sus semejantes. Restar competencias a la política para luchar contra la corrupción es corrupción en sí misma. Es desconfiar en la capacidad del ser humano de hacer el bien de forma desinteresada, o pensar que todos somos iguales o poseemos los mismos e inconfesables vicios privados. (Publicado en DiarioProgresista.es, el domingo, 18 de diciembre de 2011).

 

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s