Debate a dos

Nada mejor que la transparencia, que levantar las persianas y abrir ventanas y puertas. Que entre la luz, con taquígrafos, para que todos podamos decir lo que pensamos, en libertad y sin complejos, mirando hacia delante.

Ayer se produjo una concatenación de hechos de singular trascendencia. Carme Chacón propuso en la SER un debate a dos, o más, entre los candidatos a secretario general. Minutos después, en la COPE, un miembro del equipo de Rubalcaba señaló que “ese debate no tenía sentido”. Ya a media tarde los próximos a Alfredo señalaron que aceptaban el debate pero en función de lo que dijera la secretaría de Organización. Y, minutos después, la secretaría de Organización confesó que el debate no podría celebrarse dado que no había regulación sobre el mismo.

El silencio no nos da las respuestas que necesitamos saber, no reside en él la ventura de la verdad, ni el pozo del conocimiento, siquiera la terrible letanía del paso del tiempo.
Conocí y tuve la ocasión de charlar en Bruselas, hace aproximadamente tres años, con el presidente del Partido Socialista Europeo. Mientras hablaba con él me venía a la cabeza como, en el Congreso del Party of European Socialist del 23 de abril de 2004, se presentaron como candidatos a la presidencia de la organización el italiano Giuliano Amato y el danés Rasmussen.

Nadie podrá olvidar que en aquel congreso. Ambos subieron a un estrado y debatieron, con un moderador de por medio, cada uno de los temas que se iban proponiendo. Los delegados tuvieron un conocimiento exhaustivo de la capacidad de cada uno para entender y transmitir el proyecto de los socialistas europeos. Tras el debate, intenso y profundo, respetuoso y sincero, los delegados fueron a votar. Por una escasa diferencia de seis votos (163 frente a 157) fue elegido Poul Nyrup Rasmussen.
Es verdad que el proyecto lo elaborará el partido; es cierto que durante estos últimos años la Ejecutiva, ha trabajado con ahínco; es evidente que han sido varias decenas los militantes y especialistas que, dirigidos por el secretario general, han hecho propuestas y análisis, programas y demandas. No es suficiente.

Un debate a dos mostraría la capacidad de cada uno de los candidatos a secretario general para debatir y exponer las luces y las sombras de cada uno de los proyectos. No habría vuelta de página, ni frases medidas, un debate abierto donde sepamos cuáles son los proyectos de cada uno y los equipos con los que cuenta.

La idea de Chacón, ahora que parece no prosperar por iniciativa (no sé si solo) de la secretaría de Organización, es tan buena como necesaria. Se trata de mayor transparencia y menos opacidad, más diálogo y más participación. (Publicado en DiarioProgresista.es, el jueves, 12 de enero de 2012).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s