Cuba libre

El fallecimiento en huelga de hambre del disidente cubano Wilmar Villar abre de nuevo el debate sobre la posición de la izquierda con respecto al régimen que impera en la isla. La opinión de los socialistas sólo puede ser favorable a la libertad.

Porque la ausencia de participación de los ciudadanos en las decisiones, la inexistencia de una estructura mínimamente democrática, la falta de transparencia, la opacidad, la tortura y la muerte, le dan la espalda a la razón, al buen juicio, a la libertad, a la igualdad y, por lo tanto, a la izquierda.

La condena al régimen de los hermanos Castro se sustenta en la defensa de los derechos humanos y la reivindicación de la libertad como único camino para la autonomía de todos y cada uno de los ciudadanos. En apoyo de los que puedan ser libres, los que están en las cárceles, los que sufren, incluso en memoria de Wilmar Villar y de tantos otros.

Carlos Gutiérrez Zabaleta era un médico madrileño, militante de la Agrupación Socialista Madrileña (PSOE) en 1939, que ejercía su profesión como los tiempos demandaban. Al llegar la dictadura, tras la entrada de las tropas nacionales en Madrid, fue acusado de atender a los heridos y condenado a no poder ejercer su profesión.

Casi comiendo de los basureros para poder llevar a sus hijos un pedazo de pan, Carlos emigró a La Habana en 1945. Allí su hijo Eloy se hizo un hombrecito, uno de los más impetuosos, más comprometidos y más significados de su familia.

Eloy Gutiérrez Menoyo, socialista, quiso derrocar la dictadura de Fulgencio Batista con sus propias manos. Idealismo y socialismo son dos ideas redundantes que le llevaron a tomar el fusil y capitanear las operaciones de la Sierra de Escambray.

Alistado en el ejército de aquel doctor en Derecho, Fidel Castro, Eloy fue junto con el Che Guevara y William Morgan, uno de los tres comandantes de la Revolución no nacidos en la isla.

Más aún: Eloy Gutiérrez Menoyo fue el primero, junto a sus hombres, en entrar en La Habana y provocar el derrocamiento del dictador de pacotilla que, por cierto, acabaría muriendo en Marbella (España) a principios de los setenta.

Eloy había escrito la página más llamativa de la Revolución: la entrada en La Habana. Pronto se dio cuenta que sus ideales socialdemócratas, democráticos en suma, sinceros, nada tenían que ver con el giro dado por Ernesto Guevara y Raúl Castro a los pilares básicos de la Revolución triunfante.

Camilo Cienfuegos moría en extrañas circunstancias y él, sabiéndose traicionado, huyó para volver a intentar reinvadir la isla a finales de 1964. Fue detenido, empero, a principios de 1965 y llevado con los ojos vendados en presencia del que fuera su amigo y compañero, Fidel Catro. “Eloy, sabía que lo ibas a intentar, pero también sabía que yo te lo iba a impedir”, le espetó sobriamente el nuevo dictador.

Decenios en las cárceles, Eloy Gutiérrez Menoyo fue liberado a mediados de los ochenta por la intercesión de Felipe González. Un ejemplo, con todos sus defectos, de cómo los socialistas (los de verdad) también sembraron las cárceles cubanas de lágrimas de traición.

Todavía quedan babosos que creen que tras la épica contra Batista, escondida en las faldas de la imagen revolucionaria, se esconde la verdad. Muy al contrario, la izquierda condena, desde el mismo día que Eloy se dio cuenta, una dictadura bananera más parecida a una cárcel que a un país libre. Y que nada, por cierto, nada, tiene que ver con el socialismo. (Publicado en DiarioProgresista.es, el martes, 24 de enero de 2012).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s