Cuentas regionales

Una vez más el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha servido para poner en tela de juicio las cuentas de determinadas comunidades autónomas, muchas de ellas gobernadas desde hace tiempo por los conservadores.

En una suerte de drama o comedia, los gobiernos regionales del Partido Popular, han combinado el discurso de la austeridad con la dilapidación de los caudales públicos convirtiendo la comedia o el drama en tragedia.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 27 de julio –cuyas actas han sido publicadas por el diario El País-, mostró el estado de dificultades, la asfixia de liquidez, la situación perentoria de regiones tales como Valencia o Castilla León.

En el caso de Valencia, tal como publicamos en Diario Progresista, el impago a finales de diciembre de un vencimiento del Deutsche llevó al Tesoro a negociar un aval y a aplazar el desembolso. Estamos hablando de un foco de corrupción y derroche que ha llevado a la región al peor de los estados financieros posibles.

Hay regiones que hacen gala de la impostura como método de propaganda política. Madrid -región en la que su presidenta en un descuido reveló que no tenía “un puto euro”-, comunidad que ha pasado de 2003 a 2011 de 7.000 a 16.000 millones de euros de Deuda, su gobierno, en el colmo de la impostura, presume de haber cumplido el objetivo de déficit el último año y de poder reducir impuestos.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria pretenderá poner en raya a muchas de estas regiones gobernadas por el PP, y, en menor medida, a aquellas cuya gestión ha correspondido a los socialdemócratas. No hay más que ver las estadísticas del Banco de España para saber a ciencia cierta que son aquellos que tienen un discurso de austeridad los que más han malgastado el presupuesto: dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Por eso, Cristobal Montoro, ha decidido aplazar la devolución de los pagos a cuenta de cinco a diez años. Un total de 24.000 millones de euros que las comunidades autónomas tendrían que devolver por los pagos a cuenta recibidos por parte de la Administración del Estado.

A pesar, por cierto, que el nuevo sistema de financiación autonómica, ideado por lo socialistas corrigiendo el nefasto sistema anterior aprobado por el gobierno Aznar, desahogó en mayor medida los ingresos regionales. Si no fuera por ello la deuda madrileña, por ejemplo, se multiplicaría hasta cifras insoportables.

Ayer se celebró de nuevo el encuentro de los consejeros de Hacienda, un Consejo de Política Fiscal y Financiera donde se supo, de nuevo, que las regiones están pasando el peor momento financiero de su corta historia, que aquellas que son gobernadas desde hace tiempo por el Partido Popular tienen serias dificultades de tesorería y que, todo hay que decirlo, son las responsables de haber tenido que aumentar el déficit previsto para este año. (Publicado en DiarioProgresista.es, el miércoles, 18 de enero de 2012).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s