Manuel Fraga

Siete ministros de Franco, siete, fundaron Alianza Popular, actual Partido Popular. Y eso, ¿es bueno o malo? Sirvió para que la derecha se adentrara por el camino de la democracia y participara en la normalidad inherente a una nación europea.

Manuel Fraga, Cruz Martínez Esteruelas, Federico Silva Muñoz, Licinio de la Fuente, Laureano López Rodó, Enrique Thomas de Carranza y Gonzalo Fernández de la Mora, sumaron sus esfuerzos para crear un partido de derechas en una España que quería dejar de serlo.

El más activo, Manuel Fraga, pertenecía a una saga de políticos gallegos donde su propio padre había sido alcalde de Villalba durante la época del general Primo de Rivera. Junto con el resto, lo verdaderamente relevante es que su pertenencia al régimen anterior garantizaba una parte de la transición de la derecha, en gran medida carpetovetónica, a la democracia.

El valor del trabajo de Manuel Fraga, sin duda, estriba en los esfuerzos por llegar a acuerdos en el marco de una Constitución que ayudó a construir. Una capacidad de trabajo sin precedentes que se volcó durante los últimos decenios en hacer de la organización de la derecha española un partido de amplio espectro y disimulada ideología.

Atrás quedan sus comentarios sobre la ejecución de Julián Grimau cuando en rueda de prensa le llamó “ese caballerete”. Una colaboración con el régimen anterior que iba más allá del entusiasmo y que, posteriormente, trató de corregir justificando hechos que también forman parte de la historia.

Torcuato Luca de Tena se quejaba de que Manuel Fraga, siendo ministro de Información y Turismo, le presionó para falsificar el diario de Enrique Ruano -aquel joven estudiante de veintiún años asesinado por la policía-, para mostrar que era un suicidio de un desequilibrado.

No puede olvidarse que estamos hablando de un personaje que secuestró la edición del diario ABC en 1966 y cuyas actuaciones iniciales acabaron con la voladura del diario Madrid. Miguel Delibes abandonó su puesto como director de El Norte de Castilla por haber recibido, contaba, presiones de Manuel Fraga.

Claros y oscuros. Obituarios que sirven para narrar la capacidad de un hombre, las luces que iluminaron su acción política. Pero también deben servir para subrayar las sombras que formaron parte, sin duda, del pasado de España. (Publicado en ElPlural.com, el martes, 17 de enero de 2012).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s