Trabajando en Comisión

No suele ser la parte más llamativa de los congresos pero, ciertamente, son las raíces de lo que vamos a construir durante los próximos años: las enmiendas a la Ponencia Marco que se debaten hoy en cada una de las comisiones.

Compañeras y compañeros que, con su libro de enmiendas en la mano, anotan puntualmente, intervienen y debaten, cada una de las ideas, las frases, los contenidos, las formas y las propuestas, que han de conformar un dictamen que será, a la postre, el cuaderno de bitácora de los socialistas españoles durante los próximos tres años.

Enmiendas organizativas, quizás aplazando el debate a una conferencia de organización posterior, quizás cerrando cada uno de los puntos que tanto demandan los afiliados, los militantes, las bases.

Llena hasta rebosar la comisión relativa a los asuntos orgánicos tendrá que dirimir si elegimos a nuestras cabezas de lista por primarias abiertas, a la francesa, haciendo participar a los ciudadanos en decisiones que les competen más de lo que creemos.

Tendrá que aprobarse o rechazarse aquella enmienda que supone elegir al secretario general del partido por sufragio de todos y cada uno de los militantes, urna en mesa, papeleta en mano, decisión individual, una tras otra hasta conformar una elección colectiva más democrática.

Pero también este congreso, el debate en las comisiones, habrá de servir para dirimir la orientación política del socialismo español durante los próximos años. Nuestro compromiso con el medio ambiente, la cultura, la sociedad y el crecimiento sostenido.

Veremos si se aprueba un nuevo sistema fiscal más justo, una estructura de ingresos que se guíe, especialmente, por los principios de suficiencia y equidad. Debaten todo el día sobre si crear, o no, un banco público que aliente el crecimiento, financie a nuestros jóvenes emprendedores, impulse un nuevo paradigma de desarrollo.

Nos jugamos volver a ser los defensores de la igualdad como instrumento para garantizar la libertad de los ciudadanos. Las políticas sociales, la igualdad de sexos, la dependencia, la modernidad.

Es en el debate en comisión donde se colocan los ladrillos de un edificio que se construye entre todos. Más participativo, más amplio, más dinámico, más comprometido con una realidad cambiante sobre la que el socialismo es capaz de aportar más de una idea, muchas y nuevas soluciones, más y mejores propuestas, iniciativas, enmiendas.

Por eso, aunque no protagonizan las portadas de los principales diarios, los compañeros y compañeras están haciendo la labor más importante a partir de su debate y propuestas en el seno de cada una de las comisiones. Construir un socialismo nuevo donde poder poner el pie para alzar las ideas que, tarde o temprano, volverán a vertebrar nuestra nación. (Publicado en DiarioProgresista.es, el sábado cuatro de febrero de 2012).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s