Inter pares

Nace una nueva cabeza, una dirección renovada que tiene por misión liderar y dirigir un grupo de compañeras y compañeros que han de buscar entre los militantes, los afiliados y los ciudadanos, la fuerza para remar.

Una sola voz no hace un concierto, un solo instrumento puede parecer aislado, una golondrina no nos trae la primavera. Su importancia, su relevancia ilusionante nos lleva a poner los ojos, fijar la mirada en la capacidad de liderazgo para lograr que todos rememos en la misma dirección y sentido.

Se trata de un momento histórico en el que por fin ponemos el primer pie del paso siguiente. Cuando Julián Besteiro sustituyó a Pablo Iglesias en la dirección del partido en julio de 1925, también se iniciaba un momento histórico que haría depender años venideros.

Necesitamos una renovación tan profunda como la que comenzó a gestarse con la entrada de nuevos líderes en aquel Congreso de Toulouse de 1972. Una fuerza renovada, en la que la edad importa pero, sobre todo, importan las ideas.

Es tiempo de proponer ahora una ejecutiva alrededor del nuevo liderazgo. Una dirección capaz de comprometerse, de apretar los dientes y conjurarse con el futuro para conquistarlo. Una nueva dirección que sepa darle la vuelta al iceberg.

Sí, esa gran montaña que es el PSOE, como un iceberg, que solo se le ve una pequeña parte pero que, ciertamente, tiene debajo una gran masa de afiliados, militantes, ciudadanos, votantes, simpatizantes, capaces de aportar mucho más de lo que se piensa.

El liderazgo que nace hoy, tan ilusionante como prometedor, no es más que un aval para tres años. Años de esfuerzo y reconstrucción, con la mirada puesta en la modernidad, tanto como en la libertad y en la igualdad.

Efectivamente, una ola no hace el mar, una nota no es una sinfonía, al aire le quedan ganas para ser viento. Huracanes de ideas y de soluciones que llevarán por delante los socialistas como bandera y que se han aprobado en cada una de las comisiones.

Queda tanto trabajo como para no pensar durante mucho tiempo en dormir. Porque nuestro esfuerzo, con el nuevo liderazgo a la cabeza, no es más que responsabilidad. Tenacidad para responder a tantos ciudadanos que desean que el partido sirva de base para cambiar las cosas, que no son pocas y que no nos gustan.

Nace un nuevo liderazgo, inter pares, igual entre iguales, nuestra cara más visible, nuestra sonrisa y bandera, el primer paso de un camino que no se nos aventura fácil.

No podemos estar más contentos por el ejercicio de democracia, las ganas de arremangarse y luchar, de formar equipos, cada uno en nuestro sitio, el que nos corresponda. Que hay mucho por hacer. Sí, hay mucho por hacer. (Publicado en DiarioProgresista.es el domingo, cinco de febrero de 2012).

Advertisements

About antoniomiguelcarmona

A fronte pretipitium, a tergo lupi.
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Inter pares

  1. Absolutamente de acuerdo. Tenemos que volver a organizarnos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s